Entradas del mes Marzo, 2014

  • 22
  • Mar
  • 2014

El 20 de marzo el diario inglés The Guardian publicó un artículo del economista y periodista  sobre Venezuela, que vale la pena leer.

Las imágenes forjan la realidad, ceder ante el poder de la televisión y el vídeo e incluso fotografías fijas que pueden zambullirse profundamente en la conciencia de la gente sin que ellos lo sepan. Pensé que yo era inmune a las representaciones repetitivas de Venezuela como un Estado fallido en medio de una rebelión popular. Pero no estaba preparado para lo que vi en Caracas este mes: lo poco de la vida cotidiana que parecía estar afectada por las protestas, la normalidad se impuso en la gran mayoría de la ciudad. Yo, también, había sido engañado por las imágenes mediáticas.

ve2Los medios de comunicación más importantes han informado acerca de que los pobres de Venezuela no se han unido a las protestas de la oposición de derecha, pero eso es un eufemismo: no se trata sólo de los pobres que están al margen de la protesta en Caracas, es casi todo el mundo con excepción de unas pocas áreas ricas como Altamira, donde pequeños grupos de manifestantes participan en batallas nocturnas con las fuerzas de seguridad, tirando piedras y bombas incendiarias y corriendo por los gases lacrimógenos.

Yendo a pie desde el barrio obrero de Sabana Grande al centro de la ciudad, no había ninguna señal de que Venezuela está en las garras de una “crisis” que requiere la intervención de la Organización de los Estados Americanos (OEA), no importa lo que John Kerry diga. El metro también funciona muy bien, aunque no se detenga en la estación de Altamira, donde los rebeldes habían establecido su base de operaciones hasta su desalojo esta semana.

Conseguí ver por primera vez las barricadas en Los Palos Grandes, una zona de altos ingresos, donde los manifestantes tienen el apoyo popular, y los vecinos van a gritarle a cualquiera que trate de quitar las barricadas, lo cual es algo arriesgado de hacer (al menos cuatro personas han sido aparentemente muertas a tiros por hacerlo). Pero incluso aquí, en las barricadas, la vida era más o menos normal, salvo por algunos problemas de tráfico.

Demonstratios to support Venezuelan opposition leader Leopoldo LopezEl fin de semana, el Parque del Este estaba lleno de familias y corredores sudando en el calor de 30 grados. Antes de Chávez había que pagar para entrar, y los residentes de aquí  me dijeron que se sintieron decepcionados cuando a los menos favorecidos se les permitió entrar gratis. En el lugar todavía se amontonan en la noche.

Visité Caracas principalmente para recopilar datos sobre la economía. Estoy  escéptico, los medios de comunicación dicen que el aumento de la escasez de alimentos básicos y bienes de consumo son una motivación seria para las protestas. Las personas que están más molestos por esas carencias son, por supuesto, los pobres y las clases trabajadoras. Pero los residentes de Los Palos Grandes y Altamira, donde vi las protestas reales, tienen empleados para hacer cola para lo que necesiten, y tienen la ganancia y el espacio de almacenamiento como para acumular bienes en algún depósito.

Estas personas no están sufriendo daño, su ingreso ha crecido a un ritmo saludable desde que el gobierno Chávez obtuvo el control de la industria petrolera hace una década. Incluso cualquier persona con una tarjeta de crédito (que excluye a los pobres, y millones de personas que trabajan) tiene derecho a $ 3,000 por año a un tipo de cambio subsidiado . A continuación, puede vender los dólares 6 veces más caro de lo que pagaron en el mercado negro en lo que equivale a un subsidio anual de miles de millones de dólares para los privilegiados, sin embargo, son ellos los que suministran la base y las tropas de la rebelión.

La naturaleza de clase de esta lucha ha sido siempre cruda e ineludible, ahora más que nunca. La multitud que se presentó el 5 de marzo en las ceremonias para conmemorar el aniversario de la muerte de Chávez, era un mar de obreros venezolanos, decenas de miles de ellos. No había ropa cara o zapatos de 300 dólares. ¡Qué contraste con las masas descontentas de Los Palos Grandes, con jeeps Cherokee de 40.000 dólares con el lema del momento: SOS VENEZUELA.

ve3Cuando habla de Venezuela, John Kerry sabe de qué lado de la guerra de clases se encuentra. La semana pasada, justo cuando me iba de la ciudad, el Secretario de Estado de EE.UU. duplicó la apuesta retórica contra el gobierno, acusando al presidente Nicolás Maduro de librar una “campaña de terror contra su propio pueblo”. Kerry también amenazó con invocar la Carta Democrática Interamericana de la OEA contra Venezuela, así como la aplicación de sanciones.

Blandir la Carta Democrática contra Venezuela es un poco como amenazar a Vladimir Putin con una votación auspiciada por la ONU sobre la secesión de Crimea. Quizá Kerry no se dio cuenta, pero sólo unos pocos días antes de sus amenazas, la OEA tomó una resolución a la inversa de lo propuesto por Washington, declarando “el organismo regional solidaridad ” con el gobierno de Maduro. Veintinueve países la aprobaron, sólo con los gobiernos derechistas de Panamá y Canadá del lado de los EE.UU. en contra de ella.

El artículo 21 de la Carta Democrática de la OEA se aplica a la “ruptura inconstitucional del orden democrático en un Estado miembro” (como el golpe militar de 2009 en Honduras que Washington ayudó a legitimar , o el golpe militar de 2002 en Venezuela, con mayor apoyo aún de parte de los EE.UU.). Dado su reciente voto, la OEA estaría más proclive de invocar la Carta Democrática contra el gobierno de EE.UU. para sus asesinatos con aviones no tripulados de ciudadanos estadounidenses sin juicio, de lo que sería para hacerlo en contra de Venezuela.

La retórica “campaña de terror” de Kerry está igualmente divorciada de la realidad, y previsiblemente provocó una respuesta equivalente del ministro de Relaciones Exteriores de Venezuela, quien llamó a Kerry “asesino” . Aquí está la verdad sobre los cargos de Kerry: desde que comenzaron las protestas en Venezuela , parece que más personas han muerto a manos de los manifestantes que de las fuerzas de seguridad. De acuerdo con las muertes reportadas por CEPR en el último mes, además de los que murieron por tratar de eliminar “las barricadas”, otros han sido asesinadas por los manifestantes, incluyendo un motociclista decapitado por un cable se extendía a través de la carretera y cinco agentes de la Guardia Nacional han sido asesinados.

7

En cuanto a la violencia de la policía, al menos tres personas parecen haber sido asesinadas por la Guardia Nacional u otras fuerzas de seguridad. Algunas personas culpan al gobierno por otros tres homicidios cometidos por civiles armados, en un país con un promedio de más de 65 homicidios por día , es muy posible que estas personas actuaran por su cuenta.

Un total de 21 miembros de las fuerzas de seguridad están bajo arresto por supuestos abusos, entre ellos algunos por los asesinatos. Esta no es una “campaña de terror”.

Al mismo tiempo, es difícil encontrar una grave denuncia de la violencia de los principales líderes de la oposición. Datos de sondeos demuestran que las protestas son profundamente impopulares en Venezuela, a pesar de que lo hacen mucho mejor en el extranjero cuando se promueven como “protestas pacíficas” por gente como Kerry. Los datos también sugieren que la mayoría de los venezolanos ven estos disturbios como lo que son: un intento de eliminar al gobierno elegido del poder.

Las razones políticas internas de la postura de Kerry son bastante simples. Por un lado, tiene la derecha cubano-americana lobista de Florida y sus aliados neoconservadores gritando por derrocamiento. A la izquierda de la extrema derecha no hay nada. La Casa Blanca se preocupa muy poco de América Latina, y no hay consecuencias electorales para la mayor parte de los gobiernos latinoamericanos, siendo el hemisferio más disgustado con Washington.

Quizás Kerry cree que la economía venezolana va a colapsar y que arrojará a los no ricos venezolanos a las calles en contra del gobierno. Pero la situación económica se estabiliza en realidad, la inflación mensual se redujo en febrero, y el dólar en el mercado negro ha caído fuertemente frente a las noticias de que el gobierno está introduciendo un nuevo tipo de cambio basado en el mercado. Los bonos soberanos venezolanos regresaron a su cotización del 11,5% de fecha 11 de febrero (el día antes que comenzaran las protestas) llegando al 13 de marzo a los mayores rendimientos. La escasez muy probablemente disminuya en las próximas semanas y meses.

Por supuesto, eso es exactamente el problema principal de la oposición: la próxima elección está a un año y medio de distancia, y en ese momento, lo más probable es que las penurias económicas y la inflación hayan disminuido. La oposición entonces probablemente perderá las elecciones parlamentarias, ya que han perdido todas las elecciones en los últimos 15 años. Pero su estrategia insurreccional actual no está ayudando a su propia causa: parece haber dividido a la oposición y unido a los chavistas.

El único lugar donde la oposición parece estar obteniendo un amplio apoyo es en Washington.

 

Scridb filter
  • 13
  • Mar
  • 2014

El pensador polaco Zygmunt Bauman se ha convertido en una de las voces más criticas contra “el capitalismo salvaje” y la situación de “desigualdad” que ha generado, y la primera víctima de esta situación, en opinión de este profesor y sociólogo, “es la democracia”.

Así lo lo refleja Zygmunt Bauman (Poznan, Polonia, 1925) en su último libro, “¿La riqueza de unos pocos nos beneficia a todos?”, que acaba de presentar en Madrid.

Bauman, Premio Príncipe de Asturias de Comunicación y Humanidades (ex aequo con Alain Toraine, en 2010), a sus 89 años sigue viajando por todo el mundo con “placer” y paciencia infinita para explicar la situación de desigualdad que vivimos en esta “sociedad de modernidad líquida”, concepto clave con el que define la inestabilidad de la sociedad actual, “consumista y en continuo cambio”.

bauman“El Estado democrático durante años se ajustó a su promesa y a su responsabilidad de proteger y dar bienestar a cualquier colectivo en contra de la desgracia individual. La gente tenía sentido de pertenencia y solidaridad. Hoy todo eso ha cambiado y, cuando llegan los problemas comunales y compartidos, el Estado dice: ‘Es asunto vuestro; resolvedlo vosotros’ .

”De ahí que la confianza que se tenía en las instituciones esté decayendo. La gente sabe que del Estado no va a obtener nada y sabe que las instituciones democráticas y políticas no llevan a cabo sus promesas”, subraya.

Bauman, que vive desde los setenta en Leeds (Reino Unido), recuerda que en 1900 y hasta 1970 hubo una tendencia en el mundo que marcaba que la desigualdad estaba menguando. “Pero, a partir de 1970, la situación cambió, y la tendencia fue al revés. Hoy las 85 personas más ricas del mundo tienen la misma riqueza que los cuatro billones de los ‘inhabitantes’ más pobres de la tierra, y éste es el magma de la situación.

”Hoy la sociedad está cambiando y los multimillonarios son un grupo cada vez más pequeño que se beneficia del desarrollo de las rentas ascendente, de la renta nacional. Sin embargo, la clase media está más cerca de los proletarios y de la gente que vive en la miseria: es lo que yo llamo el ‘precariado’ ”.

Y para acompañar esta opinión, Bauman cita al Papa Francisco en su exaltación apostólica llamada Evangelium Gaudium: “Las ganancias de una minoría están creciendo exponencialmente, al igual que el hueco que separa a la mayoría de la prosperidad que unos pocos seres felices disfrutan. Los muy ricos, los billonarios, se han puesto una barricada alrededor y han subido los puentes levadizos”.

Una situación tan desigual que, según el pensador, la sociedad acepta de forma pasiva por varios motivos: el primero, porque en las últimas docenas de años, “cuando hay que enfrentarse a un problema, sólo se hace a través de lo que se llama crecimiento económico. Este crecimiento nos dicen que es la solución, piensan que es ilimitado, pero nosotros sabemos que no es así y que los problemas crecen”.

Otro factor que contribuye a esta parálisis en la gente es el consumo: “Nos han hecho esclavos del consumo, las tiendas, las grandes superficies. La búsqueda de la felicidad equivale a ir de compras”, sostiene. Por último y como consecuencia de la aceptación de todo lo anterior, la nueva organización de la vida es “más individual y desregularizada, y eso hace crecer la insolidaridad”.

Y añade Bauman, parafraseando a Richard Rorty: “Mientras el proletariado esté distraído en su propia desesperación con acontecimientos ficticios creados por los medios de comunicación, los superricos no tienen nada que temer. Si se tiene riqueza, educación y privilegios, también se tiene un deber moral por los demás”, advierte este profesor, quien dice que no es profeta y que nada hay definitivo en este mundo.

Fuente: Blog Ssociologos

Scridb filter
  • 2
  • Mar
  • 2014

Gran show de Calle 13 en la noche de Ferro presentando su nuevo disco “MULTIVIRAL“, iniciando la gira en Buenos Aires.

IMG_00001018Con la entrada nos entregaron a todos los asistentes una tarjeta con el código para descargar el disco, en un procedimiento acorde con el difundido pensamiento de René, el líder de Calle 13, acerca del negocio de la música y su difusión.

En un momento del show preguntó René si nos habían entregado a todos las tarjetas para bajar el disco, y luego apuntando a quienes disfrutaban del recital desde los balcones de los edificios cercanos a Ferro les dijo “ustedes bájenlo de la red”.

Cumpliendo con el deseo de El Residente, y con el espíritu que rodea a Multiviral, haga click AQUÍ para descargarlo.

Scridb filter